La trampa del botón «Atrás» en navegadores puede terminar pronto

Desde hace tiempo, muchas webs malintencionadas, aplican técnicas para evitar que el usuario abandone su web fácilmente.

Seguro que te es familiar esta situación: Accedes a una web, ves que su contenido no es lo que buscabas y, cuando deseas volver a atrás, siempre se carga la misma página.

Entras en un bucle infinito del que parece imposible salir, salvo cerrando la pestaña o forzando el cierre del navegador.

¿Cómo sucede? ¿Por qué no puedo abandonar esa web?

Existen varias técnicas que los desarrolladores utilizan para «secuestrar» a los usuarios que llegan a su web. Una común, es usar el redireccionamiento. Cuando accedes a una dirección, automáticamente eres redirigido a una nueva página. Así, cuando deseas volver hacia atrás, estás accediendo a la web que te reenvía de nuevo a la que te encuentras, sin que tengas tiempo a acceder a tu origen deseado.

Otra opción sería por el método pushState de HTML5. Con esta técnica se logra manipular el historial del navegador del usuario, impidiendo que se cargue la página anterior al pulsar sobre el botón «Atrás». Esta operación es más compleja en desarrollo, pero está aumentando su popularidad.

¿Por qué me retienen en su web?

Como siempre, estas acciones -en su mayoría- se realizan buscando un beneficio económico. Estas webs pueden estar ingresando cantidades sustanciales en publicidad por sus audiencias. Aunque los usuarios son retenidos contra su voluntad, los datos de número de visitantes y tiempo medio en la página, son usados como reclamo a anunciantes.

Del mismo modo, un usuario que accede desde un buscador como Google a nuestra web, y permanece bastante tiempo en la misma sin volver al buscador, indica indirectamente, que ha encontrado el contenido que buscaba. Esos valores se conocen como «tasa de rebote». Si una web dispone de una tasa de rebote baja (poco abandono), será bien valorada por buscadores que, teniendo otros muchos factores en cuenta, hará que aumente posiciones en los resultados de búsqueda.

¿Qué soluciones existen?

Actualmente, salvo la prudencia a la hora de acceder a webs de confianza y el uso avanzado del navegador y sistema operativo para finalizar procesos, no existen muchas acciones que nos puedan ayudar para evitar caer en estas trampas.

Por ello, los desarrolladores del motor Chromium (utilizado por navegadores como Google Chrome y próximamente Microsoft Edge), están realizando modificaciones para evitar el guardado del historial durante el avance de la navegación en los que no se necesite la actividad del usuario. Con ello, podrían evitar los dos casos nombrados.

 

 

Fuentes: Mashable y Computer Hoy

¿Quieres ayudarnos?